¿PUEDE SUCEDER QUE LAS PERSONAS NO UTILICEN PAGOS DIGITALES A PESAR DE LAS VENTAJAS QUE POSEEN?

El comercio electrónico siempre está mostrando y ofreciendo los beneficios que tienen las personas y empresas que deciden priorizar su uso; para las nuevas generaciones podría resultar difícil entender por qué algunas personas o empresas  no utilizan las transacciones electrónicas y actualizándose junto con el comercio electrónico de esta nueva era. 

Existen diversos métodos de pago tanto virtuales como no virtuales y aunque se ha demostrado hoy en día la gran preferencia por la virtualidad existe un porcentaje de personas y empresas que aún no se unen al cambio a continuación veremos las razones más destacadas por lo que esto sucede. Ffwcash entre muchas otras plataformas virtuales de pago luchan cada día por lograr crecer al punto de convencer a cada persona o empresa que falte por llegar a la virtualidad de los pagos.

El factor desconfianza y desconocimiento

La primera razón por la cual algunas personas o empresas no usan los pagos digitales es la falta de información. Ya sea que la persona o empresa no haya hecho la suficiente investigación acerca de las posibilidades y opciones de pagos digitales, o simplemente no le interesa saber. 

El desconocer cómo funcionan estos pagos lleva a que la persona o empresa experimente una falta de confianza y no se sienten seguros a la hora de migrar a la virtualidad; tal vez si han escuchado historias de fraude y robo cibernético en donde los delincuentes han logrado acceder a los datos bancarios de una persona, se dejan llevar por el miedo y optan por no indagar qué pudo haber pasado o cómo minimizar estos hechos. 

El hecho de que todos los movimientos de dinero por medio de pagos digitales aunque para muchos represente una ventaja para muchas personas representa inseguridad transaccional o que pueden generar incrementos en los impuestos. Debido a que el dinero en efectivo no es fácil de rastrear las personas prefieren este método de pago.

Es mejor lo viejo conocido…

Los métodos convencionales de pago siguen siendo utilizados por aquellas personas apegadas a las transacciones en efectivo y no les interesa cambiar sus hábitos a algo nuevo; estas personas o empresas prefieren el efectivo por el hecho de ser aceptado en casi todas las ocasiones (excepto en algunos negocios de comercio electrónico) entonces se les hace más sencillo el pagar por algo o recibir un pago. 

También consideran que es más sencillo sacar dinero del bolsillo en una tienda que desde un celular o computador. 

Falta de recursos para acceder a medios virtuales

Otra de las razones es que en la actualidad sigue habiendo ciudades y países en donde muchos de sus habitantes no tienen fácil acceso a internet por ende no pueden acceder fácilmente a los pagos digitales y solo tendrían como opción los pagos con dinero en efectivo o directamente en los bancos. En este caso las personas no usan los pagos digitales no por elección si no porque no pueden.